Mejores Escritores de la Historia

Mejores o no, sin duda unas buenas propuestas para descubrir alguno de los hitos de la literatura.

Nos ponemos la venda antes de la herida diciendo que es imposible elaborar un listado de los mejores escritores de la historia. El canon literario a lo largo de los tiempos ha sido tan injusto con tantos autores que resulta imposible darle ninguna credibilidad. Por ello, haciendo gala de un cinismo absoluto, os ofrecemos algunas propuestas de los grandes escritores de la historia. Como reza el subtítulo, quizás no sean los mejores, pero sí son seguro unas buenas oportunidades para descubrir algunos de los momentos clave de la historia de la literatura.

Son nuestros escritores favoritos, os damos alguna pista sobre su vida y su obra en los desplegables. Esperamos que, más allá de llegar a un consenso tan imposible como innecesario sobre los mejores autores de la literatura, estas propuestas sirvan para encontrar nuestro siguiente libro favorito.

Listado de algunos de los mejores autores de la historia

La vida de Emily Dickinson ha sido fuente de numerosos estudios. Emily Dickinson, como casi todas las personalidades literarias, ha sido fuente de rumores, análisis, reportajes, noticias y curiosidades de todo tipo. De su biografía se pueden extraer conclusiones e ideas, pero también se pueden apreciar misterios, o zonas no exploradas. Es en este territorio donde muchos de los que se acercan a Emily Dickinson pueden encontrar el espacio perfecto para la especulación y para la imaginación.

Cómo fue la vida de Emily Dickinson

La vida de Emily Dickinson puede resumirse con demasiado atrevimiento en unas pocas líneas. Su línea vital, tan acostumbrados como estamos a la aventura y la exaltación en las biografías de algunos escritores famosos, no deja apenas ver el mundo tan amplio que demostró a través de su obra.

Emily Dickinson pasó la mayor parte de su tiempo vital en la localidad de Amherst, Massachusetts. Su padre fue abogado y senador. Emily Dickinson fue heredera de una larga genealogía en Estados Unidos. Su familia fue una de las que llegaron en las primeras oleadas de migraciones puritanas, por lo que el apellido Dickinson ya formaba parte del entorno local y estadounidense.

Vida y estudios literarios

Estudio en la Academia de Amherst y gran parte de su vida estuvo en torno a su casa familiar, salvo algunos viajes cortos y estancias, además de un periodo en el que la familia tuvo que abandonar su casa habitual para instalarse en otra, pero del mismo pueblo. A lo largo de los años, Emily Dickinson fue conocida por estar en casa casi todo el tiempo e incluso apenas recibir a invitados y amigos cuando éstos visitaban a la familia. Este carácter introvertido y tan circunscrito a su habitación y su espacio individual es parte del magnetismo que puede llegar a suscitar su biografía. Una autora tan notoria que exploraba los elementos de la vida a través de la poesía. Objeto de debate han sido también sus elementos literarios y como éstos se relacionan precisamente con ese espacio tan limitado. Por lo menos a lo que geografía se refiere.

La importancia de la obra como escritora

Es cada vez más común la intención de buscar una arquitectura moral o vital en la obra de los autores y autoras. Esta búsqueda exhaustiva de puntos clave en la biografía de los autores está encaminada a intentar dotar de significado a sus composiciones poéticas más herméticas. Pero muchas veces esta actividad no hace sino alejarnos más de lo que deberíamos analizar, sus versos y el significado que arrojan las letras por sí mismas. Esta aclaración viene dada desde el cada vez más común análisis biográfico de Emily Dickinson; su hermetismo, de por qué no salía de casa, de su orientación sexual, de si era lesbiana o no, de si era feminista con películas o documentales. Análisis de todo tipo que intentan encumbrar su obra en base a cuestiones alejadas de lo verdaderamente excepcional de Emily Dickinson: sus poemas.

Cuesta creer que una poesía tan vigorosa y expansiva como la de Emily Dickinson salga de un entorno, a primera vista, tan reducido. Pero ese es precisamente el error del que hablábamos, tomar como punto de partida presunciones sobre su biografía más que centrarnos en su obra. En sus creaciones podemos ver elementos que conectan con el entorno en el que se desarrolló su vida, sin tener por qué apreciar en ella ningún signo de enclaustramiento. La vida de Emily Dickinson pudo arrojar una biografía introvertida, pero eso no impide estar ante una de las referentes de la nueva poesía americana. Sin duda, Dickinson es una figura a la altura de Emerson, Whitman, o Thoreau.

El legado de Dickinson como escritora

Emily Dickinson murió en Mayo de 1886 a causa de la enfermedad de Bright. Esta patología está considerada actualmente como una nefritis, una enfermedad del riñón y de la orina. Fue después de la muerte de Emily Dickinson cuando su hermana Lavinia descubrió la mayor parte de sus obras. Ya en vida tuvo publicaciones, pero no fue hasta este descubrimiento cuando se vio la magnitud de Emily Dickinson.

Ahora solo nos queda disfrutar de su creación en libros y antologías de poemas que pueden dar fe del talento de Dickinson.

¿Qué me puedo leer de Dickinson?

Recomendamos que eches un ojo a cualquiera de sus antologías de poemas. Algunas ediciones incluso hacen un recorrido vital y hacen comentarios que la relacionan con su vida, de tal manera que podemos localizar mejor sus referentes.

Hay casos de autores que una sola obra justifica una vida entera. En el corazón de las tinieblas es para muchos una de las obras cumbre de la literatura universal y, quizás, uno de los mejores libros que jamás se han escrito. Aun así, Joseph Conrad es mucho más que una sola obra y, como veremos a continuación, se pueden disfrutar otros escritos igualmente espectaculares si atendemos a la biografía y la obra del autor.

La biografía de Joseph Conrad comienza en 1857 en Berdychiv, una localidad que en la época pertenecía a Polonia. Aunque su nacimiento está ligado a Polonia, Joseph Conrad adoptó el inglés como lengua de sus principales novelas. Es uno de esos casos interesantes donde se desarrolla la mejor genialidad en una lengua que no es la materna.

Los inicios como escritor

El nombre de la infancia de Joseph era Józef Teodor Konrad Nałęcz-Korzeniowski. Nacido en una familia de la nobleza, su infancia muy pronto vino marcada por la ocupación rusa que sufría su país y que le obligó a abandonarlo muy pronto. Conviene recordar en este punto que la biografía de Joseph Conrad siempre va a resultar breve, ya que existen pocos datos ciertos sobre determinados puntos de su vida. Algunos dicen que él mismo alimentó este halo de misterio sobre su biografía, pero lo que es cierto es que esta vida hermética incluso forma parte de su estilo literario.

Joseph Conrad como marinero

Durante algún tiempo sirvió como marinero, son 4 años de los que las biografías más extendidas apenas aportan datos salvo una estancia en el Caribe, algún escarceo con el contrabando de armas o un intento de suicidio. Lo que si que es cierto es que durante ese tiempo se forjó, por decirlo de alguna manera, el alma viajera de Conrad y buena base de alguno de sus relatos y escenarios literarios. Muchos de ellos forman parte de sus numerosos viajes, de los lugares que conoció y de las historias que fue escuchando a lo largo de ellos. El ingenio de Conrad para la lengua y para la escritura estuvo regado por una vida apasionante.

Tras este periodo, y escapando del servicio militar en Polonia, sirvió en barcos ingleses y aprendió la lengua leyendo a Shakespeare. Es aquí también donde empieza a forjarse el Conrad de lengua inglesa. En sus mejores años trabajó en editoriales y publicó las que serían sus principales novelas como Nostromo, Victoria, o Juventud. Pasó algunas penalidades y depresiones fruto de sus problemas con el juego, pero consiguió un nombre tan alto en las esferas inglesas que incluso rechazó un titulo nobiliario que le otorgaban en Inglaterra. La biografía de Joseph Conrad termina en el año 1924 en Inglaterra.

¿Qué me puedo leer de Conrad?

Sin lugar a dudas, «El Corazón de las tinieblas».

La biografía de Hemingway rescata uno de los temas más interesantes a la hora de estudiar la vida de los autores. ¿Hasta qué punto la biografía de un autor puede devorar la valoración de su propia obra? Ernest Hemingway vivió una vida de película, combatió en una guerra, sirvió como corresponsal en otra, viajó por todo el mundo, su vida amorosa dio que hablar, sus fiestas, la generación perdida, la bodeguita del medio, Cuba, España, la fiesta de los toros… Hemingway ha sido sujeto de debate mucho más allá de lo propiamente literario.

Una vida apasionante que se tradujo también en reconocimiento y premios como el Pulitzer o el Nobel. Descubramos un poco más de la biografía de Hemingway.

Los inicios de Hemingway

Ernest Hemingway nació en el año 1899 en Oak Park Illinois. Como tantos otros autores, muy pronto se relacionó con el mundo del periodismo y de las pequeñas publicaciones. Trabajó e hizo sus primeros escritos en diarios locales.

Ernest Hemingway en la I Guerra Mundial

En 1918, después de una campaña de reclutamiento de la Cruz Roja partió hacia Europa a la guerra como conductor de ambulancias. Llegó a París y fue trasladado a Italia. En su estancia en el frente italiano cayó herido de metralla en las dos piernas gravemente. Este hecho supuso un antes y un después y sirvió como base para alguna de sus novelas con historias ambientadas en la guerra.

Hemingway vuelve a París

Después de su experiencia en la guerra volvió a Estados Unidos y, después de aceptar un trabajo en el Toronto Star, volvió a Europa como corresponsal en París. En la ciudad conoció a artistas que supondrían un salto en su carrerar, Gertrude Stein, Francis Scott Fitzgerald, Picasso, Dali, o Ezra Pound. Sus viajes por España en esta época le sirvieron como base para una de sus grandes obras: Fiesta, donde también se intuye su pasión por los toros y por las fiestas de San Fermín. Después volvió a Cayo Hueso, Florida, aunque siguió viajando incansablemente.

Corresponsal en la Guerra Civil española

En 1937 acordó otra de las que serían sus grandes aventuras, participar como corresponsal en la Guerra Civil de España. Allí estuvo presente en sucesos como los bombardeos de Madrid o la batalla del Ebro. Esta experiencia daría pie a otra de sus grandes historias, Por quien doblan las campanas, inspirada en sucesos acaecidos durante la guerra en España. Años más tarde su biografía también pasaría por Reino Unido y otros sucesos fundamentales del S.XX como el desembarco de Normandía, o la liberación de París.

Después de su juventud, Hemingway vivió todas las aventuras que más tarde relatarían en diferentes lugares del mundo. Volvió a España, estuvo en África, Venecia, Cuba… Allí escribió El viejo y el mar, novela que le valdría un premio Pulitzer y que por muchos es considerado su obra cumbre. Su deterioro físico fue avanzando ya sea por accidentes, por alcoholismo o la vida que siguió. Vivió en Cuba en una de sus épocas más exitosas, recibió el premio Nobel, aunque su salud se seguía deteriorando.

El final de su vida

En 1959 se se compró una casa en el estado de Idaho y un año más tarde, en 1960 se trasladó definitivamente allí. Después del último viaje a España, Hemingway volvería a Estados Unidos gravemente enfermo. Pasó por la clínica Mayo, donde fue tratado por diferentes dolencias. La vida y los excesos durante toda su biografía no le ayudaron en sus últimos momentos. Ernest Hemingway se acabaría suicidando con una escopeta en el año 1961.

¿Qué puedo leer de Hemingway?

Si deseas empezar por algo rápido y que te de unas pistas sobre el autor, la alegoría de «El viejo y el mar» (apta incluso para el público infantil). Pero solo es el inicio de otras grandes puertas a su literatura como «Adios a las armas», «Por quien doblan las campanas», o «Fiesta».

Hablar de Mary Shelley es hablar de una de las mejores escritoras de la historia. El exceso de adjetivo en esta biografía es más que justificado. Mary Shelley tiene su lugar ganado en la historia gracias a su magnífica creación: Frankenstein.

La biografía de Mary Shelley comienza en 1797 en Londres. La joven Mary Godwin (su apellido de soltera) nació en una familia más que ilustrada; su padre era el filósofo William Godwin y su madre fue la filósofa feminista Mary Wollstonecraft que murió de una infección después del parto. Recibió una buena educación de su padre en diversas disciplinas y hay fe en cartas y correspondencia que quiso hacer de ella una gran filósofa.

La estancia en Escocia de Mary Shelley

Vivió en Escocia y fue allí donde conocería a Percy Shelley, poeta muy influido por las teorías del padre de Mary. Aquí comenzaría la tormentosa relación de Percy y Mary Shelley. Años más tarde, participaron en una reunión en Ginebra con Lord Byron, Polidori, y Percy Shelley y Mary Godwin. Allí intercambiaron ideas sobre la reanimación de miembros muertos a través de la electricidad en un verano atípico y frío, producto de una erupción volcánica en indonesia. Lord Byron sugirió el reto de crear un relato sobrenatural, a Mary se le ocurrió Frankenstein, el resto es historia.

Importancia y legado a la literatura universal

Fruto de la relación con Shelley, Mary tuvo 4 hijos, tres de ellos murieron. Dicen que fruto de esta tortuosa relación con la maternidad es cuando surgió la profundidad de la figura de Frankenstein. Mary Shelley viajó por Europa y vivió en Italia para pasar sus últimos días de nuevo en Londres. La biografía de Mary Shelley terminó en 1851 por lo que según dicen fue un tumor cerebral.

El legado de la autora de Frankenstein es indudable y es una figura creciente en el panorama literario incluso en nuestros días, donde muchos más escritos son valorados más allá de su principal creación. Mary Shelley tiene un lugar de honor en cualquier canon literario.

¿Qué puedo leer de Mary Shelley?

«Frankenstein».

La biografía breve de William Blake comienza en Londres en el año 1757. Blake nació en el seno de una familia de clase media muy influenciada por la religión y lo espiritual, se dice en algunas fuentes que su familia incluso pertenecía a una secta religiosa. Fuera como fuere, William Blake dijo experimentar «visiones» desde una época muy temprana, este hecho no es de desdeñar dado su posterior desarrollo. William Blake ha sido considerado como uno de los artistas más grandes de todos los tiempos, no solamente cultivó las letras, sino que desarrolló sus visiones a través de numerosas experiencias como la pintura.

William Blake aprendió en su adolescencia el arte de hacer grabados, arte que cultivaría años más tarde. Sus contactos y obras le llevaron a relacionarse con las personalidades de la época como Wollstonecraft o Paine. Blake siempre tuvo unos ideales anti autoritarios, creyó en la igualdad de derechos entre razas y entre géneros. Estas posturas le trajeron algunos problemas con las autoridades siendo acusado de asalto o de sedición.

La biografía de William Blake acaba en el año 1827 en Londres. Blake es recordado como uno de los artistas más visionarios de su tiempo y un verdadero genio en lo que artes se refiere. Prueba de ello es que es considerado uno de los mejores «artistas totales» por su contribución a disciplinas como la poesía o la pintura.

¿Qué puedo leer de William Blake?

«Canciones de inocencia y experiencia».

Gustavo Adolfo Bécquer nació en 1836 y fue un autor español del siglo XIX que desarrolló la mayor parte de su carrera artística escribiendo poesía y narraciones cortas. Su verdadero nombre es el de Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida, pero todo el mundo lo conoce y ha pasado a la posteridad por el nombre de Becquer.

El origen de este nombre de Bécquer reside en los antepasados flamencos comerciantes por parte de padre. Gustavo Adolfo Bécquer desciende de un cierto pasado artístico ya que su padre fue pintor, como así también lo fue su hermano. Ambos empezaron a firmar sus obras con este apellido que, a la postre, pasaría a la posteridad.

Pintor o escritor

La infancia de Gustavo Bécquer no fue una de las más ordenadas, ya que estudió en Sevilla en varios colegios y se quedó huérfano, por lo que tuvo que pasar por la protección de varias personas como su tía y su madrina a una temprana edad. Aun así Gustavo Bécquer recibió las enseñanzas de numerosos profesores, poetas y pintores en Sevilla lo que ayudó a una educación en cierta medida privilegiada para la época o, al menos, tuvo una educación apropiada. A medida que avanzaba, Bécquer se debatía entre sus dos principales pasiones: la pintura y la literatura. Empezó a escribir en revistas y tuvo un acercamiento con alguna primera narración.

Escritor en Madrid

Con 18 años viajó a Madrid y se empapó del ambiente bohemio de la época, hace amigos literatos y frecuenta tertulias. Empieza a publicar con pseudónimo, como Gustavo García, algunas comedias, pequeñas narraciones y zarzuelas. Es la época de los románticos y no le fue desconocida, leyó y descubrió la música de la época y se puede decir que pudo disfrutar de estos años.

A partir de aquí empieza el periodo de la vida de Bécquer más prolífico ya que publica narraciones y participa en publicaciones periódicas y revistas. La biografía de Bécquer tampoco puede caracterizarse por un éxito rotundo, pero tuvo una cierta trayectoria.

Pero la fama de autor maldito, la fama de pesimismo y escritor triste que acompaña a Becquer es también real. Durante toda su vida, Gustavo Adolfo Bécquer tuvo problemas con la tuberculosis, siendo tratada y remediada, pero sus periodos de enfermedad influyeron notablemente en su biografía, en su personalidad y en su obra. También lo son sus numerosos amores, sus idas y venidas vitales, o sus amores rotos. Bécquer puede encarnar el prototipo de romántico desde diferentes perspectivas, aunque se cometería un gran error si se abandonase la figura de Bécquer al cliché, porque su obra habla por sí sola mucho más que su breve biografía.

La muerte de Béquer

Gustavo Adolfo Bécquer murió en Diciembre de 1870. Dicen que después de unos días de mucho frío, el autor empeoró de su enfermedad. A su entierro fueron amigos y editores que se pusieron de acuerdo para publicar la obra del autor y así ayudar a su familia y descendencia. Lo que nos queda es el testigo de un gran autor y de una gran obra por descubrir.

Bécquer tuvo un cierto, aunque escaso en comparación al mito, reconocimiento personal y artístico en vida, pero su verdadero reconocimiento y fama llegaron una vez muerto, cuando sus obras fueron puestas en valor y pasó a ser uno de los principales exponentes del romanticismo español. Bécquer respondió a la pregunta de qué es poesía, Bécquer habló de las golondrinas, de los besos, del amor.

¿Qué puedo leer de este escritor?

Explora alguna de sus rimas y leyendas más famosas.

Si se hubiera cumplido la última voluntad de este autor, gran parte de sus escritos jamás hubieran llegado a nuestros días. Franz Kafka es considerado uno de los pilares de la literatura moderna y, sin lugar a dudas, uno de los autores a recordar en cualquier canon. Kafka ha sido recordado principalmente por sus novelas y cuentos, los cuales han dejado un poso imborrable en millones de lectores. Su estilo marcado por lo insólito, lo brutal y por esa capacidad para crear mundos casi ininteligibles ha sido analizado durante décadas.

¿Quién fue Kafka?

La biografía de Franz Kafka comienza en 1883 en el seno de una familia judía en Praga a finales del siglo XIX. Una infancia marcada por las tradiciones familiares y por lo que se dice, un padre autoritario. Este hecho es puesto en relieve en casi todas sus biografías por la relación seductora que se puede establecer con el tema de una de sus obras cumbre, la metamorfosis.

Después de algunos intentos en estudiar química o arte, acaba estudiando derecho. Tras ello, el servicio militar y, después, unos años trabajando en una compañía de seguros hasta que se le diagnosticó tuberculosis. Esta enfermedad hizo que se jubilara anticipadamente y murió a causa de ella en 1922. A los 40 años, la muerte de Kafka dejó una biografía breve, pero en la que pudo concebir alguna de las obras más importantes de su época.

¿Qué puedo leer de Kafka?

«El proceso».

La biografía de Antonio Machado comienza en Sevilla en el año 1875. Tras unos pocos años en la capital hispalense, la familia se muda a Madrid. Gracias a las influencias de su padre y abuelo, Antonio Machado estudia en la Institución Libre de Enseñanza.

Educación como escritor

Tuvo una educación relativamente avanzada a su tiempo y tuvo de profesores a distinguidos autores como Giner de los rios, o profesionales de la época como Joaquín Costa. Años más tarde, Machado disfrutaría de la vida de los últimos años del siglo XIX en Madrid. Las tertulias, la vida bohemia… Más tarde, viajó a París en varias ocasiones, allí terminó de impregnarse de autores como Verlaine, Oscar Wilde, o conocer a Pio Baroja. Un entorno más que prometedor para recibir el estímulo de la creación literaria.

La estancia en Castilla de Machado

Después, Soria. Una etapa que puede ser considerada un contraste, pero que influyó sobremanera en la forma de abordar los temas de Machado. Allí conoció a Leonor, su gran amor, y escribió la que muchos consideran su principal obra: Campos de Castilla. Después vino su traslado a Baeza, donde conoció a Lorca, y años más tarde a Segovia.

Segunda República, Guerra Civil y exilio

Otro de los puntos clave fue la concesión de una cátedra en Madrid en el año 1931 durante la Segunda República, hecho que Machado había ansiado durante mucho tiempo. No hay duda que aunque la biografía de Antonio Machado pueda ser recordada por los campos de Castilla, la vida cultural de Madrid es lo que más parecía apasionar al autor. Allí pudo colaborar con diarios y desarrollar su carrera, pero la Guerra Civil llegó muy pronto.

Fue trasladado a Valencia, después a Barcelona y en 1939 el exilio en Collioure, Francia, donde murió en apenas días. Una vida construida en décadas dejada atrás en apenas unos meses.

¿Alguna obra recomendada de este escritor?

Campos de castilla.

La biografía de Herman Melville comienza el 1 de Agosto de 1819 en Nueva York. Melville era hijo de una familia acomodada tanto por la parte paterna como materna. Sus antepasados estaban relacionados con la aristocracia inglesa y con los primeros colonizadores neerlandeses de Manhattan. Aun así, por cuestiones económicas su padre se vio forzado a declararse en bancarrota, hecho que supuestamente provocó que se suicidara. La muerte del padre obligó a la familia a cambiar su vida y abandonar Nueva York.

Primeros años de Melville

Años más tarde Melville fue profesor rural y estuvo buscando suerte sin mucho éxito hasta que se enroló en un barco ballenero. Hecho clave en la que ha sido su obra más celebrada: Moby Dick. Este viaje por los mares del sur fue el punto clave de su biografía, viajando por los mares del sur, conociendo las peligrosas tribus caníbales y viviendo (y sufriendo) numerosas aventuras. Se calcula que fueron casi 4 años de viaje por el mundo y por diversas embarcaciones, tanto balleneras, como viajando por libre o sirviendo en el ejército.

Sus viajes y la influencia en su literatura

Estos increíbles viajes suscitaron el interés de los que le escuchaban y se decidió a escribirlas. Algunas de ellas fueron publicadas con gran éxito por lo que el Melville escritor comenzaba. Tras un viaje a Europa, se recluyó para escribir su obra clave Moby Dick, obra no tan bien acojida como las anteriores y que, a la postre, le haría perder todo el crédito que había ganado con sus anteriores escritos. Mas tarde conseguiría publicar otras obras, pero ya sin el éxito de sus novelas aventureras previas a Moby Dick. Esta biografía nos habla de la relevancia que puede tener el autor en su vida, y cómo pueden cambiar las tornas con el paso de las décadas. Ahora Moby Dick pertenece casi a todos los cánones de literatura universal y es leida por niños y adultos en todo el mundo.

En sus últimos años Melville trabajó como inspector de aduanas, secretamente protegido por uno de sus lectores, aunque olvidado para la opinión pública y para el mundo literario. Melville murió en 1891 en Nueva York.

Obras para leer de este escritor

«Bartleby el escribiente» y para ir a la evidencia de «Moby Dick».

Toda la información sobre Edgar Allan Poe, el autor por excelencia del género romántico y de terror. Descubre sus mejores cuentos, sus poemas y déjate cautivar por el autor de Baltimore. Para saber quién fue Edgar Allan Poe tan solo hay que echar un vistazo a la cantidad de obras importantes que han supuesto un antes y un después en la historia de la literatura.

No es exagerado decir que se trata de uno de los escritores más influyentes de la historia, siendo notoria su influencia en movimientos literarios a través de los años. Saber qué hizo Edgar Allan Poe es una asignatura casi obligada para todos aquellos que se quieran acercar al mundo de los cuentos, formato en el cual destacó sobremanera.

¿Quién fue Edgar Allan Poe?

Edgar Allan Poe nació en Boston a principios del siglo XIX, en 1809. Poco tiempo después se quedó huérfano y una familia lo acogió. La influencia de estos padres fue decisiva, y su relación con ellos la primera piedra en la personalidad del joven Edgar Allan Poe. Pasó parte de su infancia en Gran Bretaña, entre Escocia e Inglaterra donde tuvo oportunidad de estudiar a los clásicos.

Más tarde volvió con su familia a Richmond y ahí fue donde pasaría el resto de su infancia. Edgar Allan Poe ya empezaba a destacar en la literatura. Fue a la Universidad de Virginia y después tuvo una época donde se alistó en el ejército. La vida de Edgar Allan Poe, como vemos, tuvo idas y venidas constantes. Todo ello regado con desencuentros familiares, amores perdidos y fatales desenlaces. Años más tarde trabajaría como periodista y crítico literario compaginándolo con su verdadera pasión, la escritura. De estos años sería donde saldría el verdadero genio de Edgar Allan Poe.

La vida de Edgar Allan Poe es una oportunidad para intentar indagar en su carácter, en cómo se forjó su personalidad. Un autor en vida en parte reconocido que no alcanzaría hasta muchos años más tarde su verdadera dimensión.

Recomendaciones para leer

Algún cuento como «El gato negro» puede darte pistas en unas pocas páginas de quién estamos hablando.

La figura de Rimbaud siempre ha sido asociada a la del prodigio perdido, la del rebelde que en pocos años de producción literaria logró dejar una huella que dura hasta estos días. Viendo la biografía de Rimbaud no se puede decir que estos primeros argumentos estén muy desencaminados, ya que asistimos a una vida llena de curvas.

Desde muy temprano, Rimbaud dio muestras en su vida del genio literario y poético que atesoraba, decían de él que «nada normal salía de su cabeza», ganaba premios literarios e intentaba publicar en semanarios y revistas famosas de la época. Leyendo sus andanzas, muy bien recogidas en numerosas biografías del autor, nos podemos llegar a dar cuenta de lo poco que se conformaba con su vida al lado del hogar materno. Prueba de ello fueron sus fugas, la primera a los 15 años cuando intentó llegar a París, pero acabó en la cárcel.

Rimbaud y Verlaine

En su vida conoció poetas como Paul Verlaine, poeta que lo acogió en su casa. Es en esta primera época donde pasa a formar parte de círculos altos de la sociedad parisina, aparece al lado de grandes personalidades, pero su modo de actuar y su vida salvaje lo lleva a ser expulsado y devuelto a su lugar de origen. Más tarde, Verlaine abandonaría su mujer e hijos para ir con Rimbaud a Londres. Relación tormentosa en numerosas ocasiones descrita, terminó con Verlaine disparando a Rimbaud en la muñeca. Después, tras un largo juicio en el que salió a la luz pública esta relación, no hay que olvidar que se trata de finales del siglo XIX, Verlaine fue a la carcel y Rimbaud volvió de nuevo a Charleville. Tras esto se escribió la obra más famosa de Rimbaud: Una temporada en el infierno.

Los viajes de Rimbaud

Después vinieron los viajes, marchó por Europa y se fue a la lejana isla de Java enrolado en el ejército, conoció lugares lejanos como Zanzíbar, y acabó viviendo en Yemen y Etiopía. Hizo una vida alejada de París, lugar donde había alcanzado su brillo a una edad temprana.

Años más tarde, volvería a París después de sufrir una complicación en una dolencia en su rodilla, lo que le haría perder la pierna. Moriría en 1891 a la edad de 37 años. Su muerte temprana pareció ir en consonancia con lo que fue su vida completa. Se puede decir que hablar de la biografía de Rimbaud es hablar de rapidez, de brillantez, de oportunidades perdidas, pero también de un breve legado literario que ha conseguido traspasar las barreras de su época.

Si hablamos de biografías apasionantes probablemente una de las más recordadas será la de Henry David Thoreau. La vida de H. D. Thoreau ha sido fuente de inspiración y de debate para todos aquellos que se han acercado a conocerla. Una biografía intensa y que ha dejado momentos clave incluso para otras personalidades venideras, Thoreau supone una de las principales figuras del pensamiento en el último siglo y referencia para muchos pensadores y políticos.

Los comienzos de Thoreau en Concord

La biografía de Thoreau comienza en Concord en el año 1817. Esta localidad de Massachusetts será clave en la vida del escritor. Thoreau nació en una familia normal de este estado de la costa este de Estados Unidos. Estudió en Harvard, aunque en la época de Thoreau no se consideraba la universidad de ahora. Años más tarde enseñaría en la escuela pública de su pueblo natal, Concord, al que regresó después de su paso por el colegio de Harvard. Junto con su hermano John fundó una escuela en la que ya se empezaban a intuir los métodos de Thoreau ya que en el organigrama se incluían aspectos como paseos por el bosque y conocimiento de la naturaleza.

Thoreau y Emerson

Conoció a Ralph Waldo Emerson, figura prominente de la filosofía trascendentalista que lo tomaría bajo su protección. Conoció a otras personalidades como Fuller o Hawthorne. En esta época empezaron sus escritos, muy influidos por el trascendentalismo, una filosofía basada en la intuición personal como método para conocer la espiritualidad, conocer la naturaleza como signo de dicha espiritualidad, un territorio muy dado a una escritura muy estimulante y que fue el rasgo de identidad de estos autores. Mas tarde llegarían los dos años que pasó en una cabaña al lado del lago de Walden. Hecho y vivencias que le servirían para escribir una de sus principales obras: Walden. También fue en este tiempo cuando, debido a su negativa a pagar unos impuestos, pasó un día en el calabozo, hecho que daría pie a otro de sus principales títulos: La desobediencia civil. Esta obra ha dado pie a análisis de todo tipo, ha servido como fuente de inspiración y también, como no, ha estado sujeta a debates de todo tipo más o menos acertados.

Final y legado de Thoreau

Thoreau contrajo tuberculosis que empeoró tras sufrir una bronquitis. Sus últimos días, dicen, fueron pacíficos e incluso sorprendió a muchos por la tranquila aceptación de su destino. Murió en 1862 a la edad de 44 años. Así terminó la biografía de Thoreau y comenzó el mito, una personalidad venerada por muchos cuya sombra llega incluso hasta nuestros días.

¿Qué puedo leer?

Walden.

La biografía de Mark Twain es una de las más recordadas y por muchos es considerada el inicio de la auténtica literatura estadounidense. Sin entrar en méritos o rankings, la vida de Mark Twain ha servido como inspiración a multitud de autores posteriores y supone un punto a conocer en cualquier genealogía de obras de la literatura americana del siglo XIX. Conocer a Mark Twain es conocer un poco más de Estados Unidos, gracias a su visión natural y las aventuras de sus personajes nos acercamos a una época sin igual.

Quién fue Mark Twain

La biografía de Mark Twain comienza en Misuri en 1835. Un estado al sur de Estados Unidos, todavía esclavista, que serviría como escenario para alguna de las aventuras de sus personajes posteriores. Las más recordadas, las de Tom Sawyer y Huckleberry Finn. El joven Twain ya destacó en su adolescencia por su capacidad de escritura, y publicó algunos relatos y piezas de humor para un diario local. Después fue piloto de barco.

Las aventuras de Mark Twain

Su hermano murió en la explosión en un vapor, hecho que supuestamente Mark Twain vio en un sueño. Trabajaría en diarios y haría viajes por Estados Unidos. Su éxito llegó con la publicación de La célebre rana saltadora del distrito de Calaveras. A partir de ahí publicaría más y viajaría por lugares como Europa. Traspasó las fronteras y fue un autor reconocido casi a nivel mundial. Aunque se codeó con científicos, autores y presidentes, tuvo problemas económicos que le dejaron en la bancarrota.

Legado de Mark Twain

Su interés por la ciencia le haría conocer a personalidades como Nicola Tesla y haría escritos relacionados con la ciencia y con artes hasta ese momento poco exploradas. Mark Twain se caracterizaría por un lenguaje coloquial y por acercar al gran público desde los hechos científicos más complejos, como las aventuras más simples. Siempre con un tono natural y con una personalidad que ha llegado a nuestros días. La biografía de Twain termina en el año 1910, con 74 murió de un ataque al corazón. Dicen que sus últimos años los pasó en una constante depresión.

Algunas obras para leer de este escritor

Las aventuras de Tom Sawyer, si te gusta, continua con las de Huckleberry Finn.

Walt Whitman fue un poeta y ensayista estadounidense del siglo XIX. Sin duda, Whitman ahora es reconocido como uno de los puntos clave para entender la poesía americana de la época, aunque este reconocimiento ha sido en años posteriores. Durante su vida, como tantos otros escritores, Whitman vivió entre polémica y dudas sobre la decencia de su trabajo. Décadas más tarde todas las dudas sobre la calidad de su obra serían totalmente descartadas.

Quién fue Walt Whitman

Walt Whitman nació en una familia del este de Estados Unidos y muy pronto empezó su carrera como periodista en semanarios y periódicos. Trabajó también en imprentas, fue tipógrafo, periodista, asistente en la oficina del fiscal, voluntario durante la guerra civil, fundó publicaciones… En lo referente a su escritura, Whitman escribió una novela al principio de su vida (Franklin Evans), pero principalmente ha sido recordado por su poesía, siendo considerado uno de los maestros del llamado verso libre, muy cercano a la prosa.

Walt Whitman tuvo polémicas durante su vida por ser considerado homosexual o bisexual, algo que en la época era controvertido, aunque este dato sobre su orientación sexual no ha sido confirmado. Al final de sus días, Walt Whitman sufrió un accidente cerebrovascular y volvería a Nueva Jersey para dejar acabada su obra cumbre, Hojas de hierba. Whitman moriría en marzo de 1892.

Hojas de Hierba, la obra clave de Whitman

Ésta fue su principal obra, que fue publicada en 1855, pero remendada y revisada incansablemente hasta el final. Se trata de un volumen de poemas que están enmarcados dentro de la filosofía de vida de Whitman. En Hojas de hierba se encuentran las obras más celebradas de Whitman como Oh capitán mi capitán o Canto de mí mismo, de donde se han extraído numerosas frases y fragmentos que son reconocibles incluso para quienes no han tenido la oportunidad de acercarse a la obra. Sin duda, Hojas de hierba supone el mejor monumento a la vida de Whitman, vida celebrada a lo largo de sus páginas.

Influencia de Walt Whitman

La influencia de este autor llega hasta nuestros días en numerosas ocasiones y en formatos variados. Podemos encontrar referencias a Walt Whitman en escenas de cine como El club de los poetas muertos, en series como Breaking Bad, podemos encontrarlo en canciones, en poetas actuales, en frases y citas que se recitan sin saber que son de él… La sombra de Walt Whitman es alargada y su lugar cada vez es más claro dentro del canon popular.

Recomendaciones de lectura

Hojas de hierba.

Oscar Wilde nació en Dublín, Irlanda el 16 de Octubre del año 1854. Oscar Wilde nació dentro de una familia acomodada con amplio bagaje cultural. Su padre era un cirujano famoso en la ciudad y muy respetado por sus conocimientos en ramas como la oftalmología. Su madre, Jane Wilde, era poetisa. Se podría decir, por tanto, que el joven Oscar Wilde nació en una buena familia, hecho que le marcaría durante toda su vida.

Oscar pasó su primera infancia en casa, estudiando allí hasta la edad de 9 años. En esa época ya demostró ser un alumno precoz, ganando habilidades con los idiomas (sabía francés y alemán). Más tarde, ingresaría en una escuela de Irlanda hasta los 17 años. Después ingresó en el Trinity College donde pasaría estudiando a los clásicos durante los siguientes años.

En Trinity College fue donde empezó a dar muestras del genio que más tarde demostraría ser. Estudió poesía y literatura y acabó consiguiendo una beca para estudiar en Oxford. Como vemos, la carrera del joven Wilde fue casi según lo establecido, enlazando colegios y méritos a través de su juventud. En 1878 obtuvo el Bachelor of Arts con notas excelentes y siguió en Oxford durante un tiempo más, poco a poco haciéndose cada vez más famoso por su personalidad.

Oscar Wilde comienza sus publicaciones

Fue en esta época cuando empezó a publicar alguna de sus obras, algunas de ellas recibidas con buena crítica. Pero pocos años más tarde abandonaría Irlanda para mudarse a Londres. Muchos hablan de su fracaso amoroso como causa. Al parecer, se enamoró de Florence Balcombe, que prefirió a Bram Stoker (futuro autor de Drácula). Eso decepcionó a Wilde que decidió abandonar el país. Ya en Londres, Oscar Wilde conoció a Constance Lloyd, con quien se casó y tuvo dos hijos.

Wilde demostraría una personalidad sin igual, ganando reputación en el movimiento estético y decadente.Locuaz y excéntrico, Oscar Wilde viajó al nuevo mundo a impartir conferencias donde mostraría aun más su genio siendo famosas las frases que fue dejando por el camino.

Cuando estaba casi en el pico de su fama, Wilde fue acusado por su supuesta relación con lord Alfred Douglas.Fue el padre del joven quien lo acusó, Wilde, orgulloso, decidió llevarle a juicio por calumnias y salió perdiendo. A raíz de ese juicio perdido fue acusado por sodomía e indecencia y fue condenado a dos años de trabajos.
Después de la cárcel, la vida exuberante de Oscar Wilde no volvió a ser la misma. Rechazado por su mujer y por todos aquellos que antes lo habían venerado, Wilde pasó sus últimos años en París bajo un pseudónimo Sebastián Melmoth.

Qué puedo leer para descubrir este escritor

Alguno de sus cuentos o su novela El retrato de Dorian Gray.

Sabemos que con este limitado listado no hemos respondido a la pregunta de cuáles son los mejores escritores de la historia. Tantas épocas y criterios están llamados a dar respuesta que es una tarea imposible. Y son estas tareas difíciles las que inician los mejores debates.

Desde el mismo momento que se desarrolló la escritura, las personas han creado historias. No sabemos si podremos contestar a la pregunta de quién es el mejor escritor de todos los tiempos, pero seguro que pasaremos grandes momentos descubriendo estas lecturas. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp